A 25 años del Grupo Anarquista “Apoyo Mutuo” Ricardo Flores Magón (GARFM)


Por Agustín y Gabriel miembros de RASH GDL.

En 2020 se cumplen 25 años de la creación del GRUPO ANARQUISTA “APOYO MUTUO RICARDO FLORES MAGON (GARFM). Con ese pretexto es que nos decidimos a contar esta pequeña historia que si nosotros no contamos, definitivamente nadie más lo hará. Lo hacemos con nostalgia y orgullo, pues para nosotros lo que comenzó con aquel grupo de amigos dio sentido a nuestra juventud, rebeldía y a nuestras vidas.

Para nosotros viniendo de familias obreras, donde nuestros padres trabajaban por un salario bajo de lunes a viernes todo el día y los sábados medio día ( o inclusive los domingos). Repitiendo esta misma fórmula con las familias de nuestros amigos de barrio. Esto nos hizo entender, desde muy pequeños, el modo de sociedad en que vivíamos y nos desarrollábamos. Cuando encontramos el punk, en nuestra adolescencia, nos creó una conciencia que con el tiempo la convertiríamos en un arma.

Y es que a diferencia de otros movimientos como el Rock, el happy punk o la música alternativa, lo nuestro no surgió luego de encontrar un disco en un centro comercial o de ver un videoclip en la televisión, menos en internet (no existía aun) . Surgió buscando información y contactos, mandando cartas que tardaban meses en llegar (si es que llegaban), atravesando la ciudad en trayectos que podían durar más de una hora para juntarse con los demás, consiguiendo casetes piratas de grupos, europeos, latinoamericanos y estadounidenses, compartiéndolos y regrabándolos hasta los límites de la calidad auditiva que en el presente un adolescente encontraría inaceptable. Surgió de ir a conciertos y conocer amigos, que después se convertirían en compañeros de lucha,. Surgió a los 14 o 15 años de edad al iniciar en una contracultura donde, los discos (vinilos), zines, libros (los pocos que encontrábamos), nos enseñaron más de historia y luchas sociales que toda nuestra estadía en escuelas públicas. Pero más que nada; surgió aprendiendo y reaprendiendo, muchas veces a partir de cero y haciendo cosas juntos por nosotros mismos.

La calle para nosotros ha sido nuestra barricada, la amistad nuestra solidaridad y las ideas nuestra acción. Para nosotros la contracultura y la música han sido el pretexto para organizarnos desde jóvenes, siempre vimos al punk como una herramienta, así que, queríamos hacer algo más allá de la vestimenta o la música.

Los orígenes de un grupo social.

En lo que respecta a Guadalajara, (los que escribimos este texto) nos consideramos punks de segunda generación (de principios de los 90tas), puesto que antes que nosotros ya existía una escena local. Existían personas desde principios de los 80tas que ya escuchaban y vestían punk o Hc. Ya a finales de esa misma década ochentera, grupos como SEDICIÓN y ATHEOS comenzaron con una escena un poco más formal. A la vez, punks tapatíos radicados en el extranjero iniciaron con sus propias bandas como EMPIRISMO. Y claro, a finales de los 80tas también hubo personas que comenzaban con estas ideas del anarquismo (y que algunos de ellos formaron parte de GARFM)

Sin embargo, a principios de los 90s no existía en nuestra ciudad una escena punk independiente. Esta coexistía en relativa armonía con el metal, trash y crossover, tal vez como reflejo de las tendencias musicales hibridas de los géneros “subterráneos” de finales de los años 80s, o simplemente por la incapacidad numérica de constituir dos o más escenas por separado.

Aparte de los grupos locales ya mencionados se podían conseguir fácilmente grabaciones de bandas del DF u otra parte de México como: Hysteria, Massacre 68, Attoxxxico, Xenofobia, MELI, SS 20, Solución Mortal, Disolución Social, Moda Ridícula, etc. y de Europa llegaban montones bandas, principalmente, del Estado español como: último resorte, Kortatu, Andanada 7, Tarzán y su puta madre, Olor a sobako, etc. Así como bandas de Italia, Francia, Alemania entre otros países. También se escuchaba música de EEUU e Inglaterra como Minor Threat, Discharge, GBH, Dead Kennedys, Black Flag, Circle Jerks, que a pesar de la barrera del idioma tenían gran impacto entre nosotros. Todos estos grupos se daban a conocer principalmente por medio de casetes piratas que circulaban de mano en mano o que podían conseguirse en algunos puestos de tianguis como el Baratillo o del mercado de San Juan de Dios o algunas tiendas en el centro.

Mientras las canciones de algunos de los grupos vascos más populares se caracterizaban por un discurso humorístico y por ritmos relativamente melódicos incluyendo por ejemplo fusiones ska-punk, en México las letras y la música eran generalmente más crudas y agresivas. Para un adolescente de barrio como lo éramos nosotros, fue increíble el efecto de esta música completamente ajena a los medios de comunicación masiva y de las letras que hablaban de temas que en aquel tiempo muchos ignorábamos (apartheid, conflicto Israel-Palestina, represión al pueblo vasco) o que todos conocíamos pero que prácticamente nadie más se atrevía a tocar (corrupción policiaca y religiosa, represión, machismo, etc.). También desde la secundaria llegaban a nuestras manos sonidos como; el Folk, la trova o cantautores de los 70tas y 80tas,: Víctor jara, los hermanos Mejía Godoy, Alfredo Zitarrosa, Silvio, Amparo Ochoa, etc. Nos movían por sus letras y compromiso social. Sus letras aunque de línea marxista, nos llenaban de historias y resistencias.

Si bien el simple hecho de escuchar esta música ya significaba una catarsis indescriptible, la resaca nos golpeaba fuerte y rápidamente nos sentíamos frustrados por la impotencia de ver los abusos, las injusticias y tener que soportarlo, y conformarnos como todos los demás: como personas “normales”. Aquí en Guadalajara no conocíamos organizaciones que representaran una verdadera alternativa que respondiera a nuestras inquietudes, éramos parte del punk pero necesitábamos más, aunque no teníamos ninguna idea de cómo empezar.

Fue entonces que alrededor del año 1992-93, empezó el dialogo con la escena de Los Angeles, California. Primero con intercambios por correo y posteriormente gracias al contacto personal con los integrantes tapatíos de Empirismo, llegaron a Guadalajara historias de Anarcopunks y Peacepunks que además de contar con un importante movimiento musical multicultural (con raíces latinas, nativo- americanas, asiáticas, hip hop, etc.) organizaban encuentros, comedores de cocina vegetariana para gente de la calle; participaban en protestas contra la brutalidad policiaca, la vivisección, el machismo; mantenían un centro social y difundían enormes cantidades de información. Todo esto desde la ética del DIY (hazlo tú mismo)

El Grupo Anarquista Ricardo Flores Magon-Apoyo Mutuo.

En 1995 el guitarro de Empirismo, Benjamín, regresa a instalarse en Guadalajara cargado de material musical, bibliográfico y audiovisual conseguido durante su estancia en Los Angeles. Quienes ya lo conocíamos, no tardamos en contactarlo emocionados por ver los discos vinilos originales de las bandas que escuchábamos y ansiosos por escuchar las grabaciones más recientes de los grupos de Los Angeles o de los clásicos ingleses de los cuales estos últimos se inspiraban como CRASS, CONFLICT, SUBHUMANS, etc, que no eran nada fáciles de conseguir en México. Además, en esos tiempos anteriores al internet, gracias a él pudimos consultar por primera vez obras extensas y completas de literatura anarquista de editoriales extranjeras que hasta donde nosotros sabíamos nadie distribuía en México.

La presencia de Benjamín favoreció la construcción de una red de contactos entre individuos y pequeños grupos de la escena punk de Guadalajara quienes a pesar de conocer a las mismas personas y haber asistido a los mismos conciertos durante años, nunca habíamos tenido un acercamiento formal y solo entonces llegamos a descubrir que en el fondo compartíamos la misma inquietud: formar un colectivo anarquista.

Para febrero-Marzo del 95, pronto comenzaron las reuniones en las cuales se decidió la creación del grupo, definiendo el nombre, los principios, los objetivos y la distribución de tareas. Los principios centrales acordados fueron: el anti autoritarismo, internacionalismo, igualitarismo, la ecología libertaria, la liberación animal. Para nosotros fue muy importante apuntalar este tema de liberación animal, comenzábamos con ser vegetarianos y toda la escena anarcopunk en México se identificaba mucho desde el principio con esta acción directa. Los objetivos establecidos en el grupo se resumían en la autoformación y el activismo. La falta de experiencia de la mayoría y los problemas de organización se compensaban con la motivación y la participación de todos los miembros del grupo (una docena aproximadamente) y de los simpatizantes que poco a poco comenzaron a interesarse y a apoyar nuestro proyectos, de los cuales se concretaron una biblioteca anarquista, círculos de estudio, manifestaciones (marchas del 1 de mayo, protesta contra los ensayos nucleares franceses de 1995), el encuentro nacional anarcopunk del 25 al 28 de enero 1996 en Guadalajara, la revista colectiva nacional Germen, el espacio anarcopunk en el 1er tianguis cultural de la ciudad, las jornadas libertarias de mayo de 1996, conciertos, exposición de películas, etc. También realizábamos un pequeño boletín interno hecho a mano o máquina de escribir, donde informábamos a nuestr@s integrantes las diferentes actividades, la cantidad de dinero que teníamos en caja por cooperación, algunos dibujos, escritos etc. Era nuestro whatsaap y/o inbox de nuestro tiempo.

Desafortunadamente después de un poco más de 2 años (¿) de actividades, varios de nosotros empezamos a encontrar dificultades para conciliar las responsabilidades escolares y los compromisos cada vez más formales que adquiría el grupo frente a otros colectivos. También pesaron las dificultades económicas puesto que al ser estudiantes y depender de trabajos muy informales para mantenernos, teníamos poca posibilidad de seguir costeando actividades que difícilmente se autofinanciaban como la publicación de la revista y la organización de encuentros y conciertos. Esto poco a poco trajo conflictos sobre la prioridad de los trabajos y la distribución de responsabilidades que en esos momentos no supimos resolver, provocando la fragmentación del grupo inicial en pequeños grupos con intereses y dinámicas de trabajo específicas que si bien no eran incompatibles entre sí, si terminaron por definir tres diferentes proyectos relativamente independientes.

Después del GARFM

Para finales de 1997 el GARFM ya no existía más. Las personas que integraron dicho colectivo se unirían a otras organizaciones contraculturales.

En ese mismo año del 97, Benjamín y otros compas anarcopunks comenzarían a organizarse en lo que sería LA COMUNA LIBERTARIA. Un grupo que llegó a tener hasta más de 50 punks reunidos una vez por semana en el parque rojo, junto a la estatua de Ricardo Flores Magón. Ell@s organizaban conciertos, tenía grupos de estudio, etc. La Comuna fue un fuerte referente para otros punks políticos en todo México.

Otros integrantes de lo que fue el GARFM, siguieron realizando la revista pero con otro nombre, MARGEN. Llevaba la misma temática de GERMEN, comunismo libertario. Sacaron varios números.

Para finales de 1998 y principios de 1999 se forma el colectivo de Rojos y Anarquistas Skinheads sección Guadalajara con 4 integrantes, 3 de ellos habían militado en GARFM. Rash Gdl a la fecha tiene trabajo político en la escena local y acaban de celebrar 21 años como organización.

El Grupo Anarquista Ricardo Flores Magón Apoyo Mutuo en realidad no desapareció del todo, las organizaciones que crecieron a partir de ella, fueron y han sido un gran referente para otros individuos en la ciudad y en otras partes de México. La cultura paso de ser sólo música a convertirse en contracultura de individuos que buscan una forma de vida fuera de este sistema depredador. Para 1993-1994 los diferentes estilos y subgéneros de punk que llegaban a GDL abrieron un montón de caminos; ser anarcopunk, crust, sxe, skin, hardcore, etc, o simplemente ser antifascista, anticapitalista, zapatista, anarquista. Todos estos estilos marcaban definiciones no divisiones. Todo se volvió diferente y dejo de ser lo mismo que se veía, dejó de ser igual, estático.

Ahora, en la ciudad tenemos más foros, más bandas, centros sociales, distros, sellos, exposiciones, charlas, platicas, debates, restaurants veganos, más conciertos, todo esto enfocado a la contra cultural punk. Nada volverá a ser igual? Esperemos que no!, nosotr@s queremos que explote, que haya más cosas y mejores a las que han existido, a lo que se ha hecho; organización, autogestión y amistad. Claro, todo desde la ética del hazlo tú mismo, ANTICAPITALISTA.

#Personajes #Historia

Tal vez también te interese
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Prisciliano Sánchez 615, zona centro de Guanatos, Xalisco.

café_bobber_black_edited.jpg
La%2520mara%25C3%25B1a_edited_edited.jpg